Pan tradicional con la mejor maquinaria para panadería

Maquinaria para panadería tradicional

Pan tradicional con la mejor maquinaria para panadería

Estamos acostumbrados a un tipo de pan hecho de manera industrial y con unas harinas y un tipo de elaboración que no se ajusta a unos niveles de calidad adecuados. Se trata del pan industrial que encontramos en supermercados y grandes centros comerciales, hecho con prisas y sin garantías de calidad.

Pero hay otro tipo de pan que se hace en las panaderías de la ciudad y que es completamente diferente a ese pan sin alma y sin sabor. Las panaderías tradicionales están de moda y cada vez recuperan a más consumidores, que van buscando esas barras de pan que mantienen todo el sabor y que están elaboradas con cariño y paciencia, muchas veces recuperando recetas y fórmulas que utilizaban anteriores generaciones de panaderos.

La maquinaria para panadería de Colbake ayuda a los panaderos tradicionales

Los panes que salen de los hornos de las panaderías tradicionales son muy distintos a las barras que se elaboran en los grandes supermercados. La elaboración de la masa de pan de la que surgen estas barras de pan a veces parte de una fórmula que tiene décadas de antigüedad y que proviene de padres, abuelos o incluso bisabuelos que en su día experimentaron con la harina y otros ingredientes para crear un pan que tiene mucha más calidad que el pan industrial.

El pan artesano no solo llega desde épocas pasadas, sino que también pueden ser obra los artesanos actuales, que siguen experimentando con recetas y fórmulas para crear nuevos tipos de pan. Panes con algas, con elementos tan extraños y exóticos como el cava o la coca cola, distintos tipos de harina, siempre de la mayor calidad, son la oferta que podemos encontrar en las panaderías tradicionales.

Y toda esa manera de trabajar no está reñida con la tecnología, así que la maquinaria para panadería de Colbake es una buena aliada para recuperar ese pan tradicional que marca la diferencia en nuestra mesa.

Desde el momento del amasado hasta la salida del horno, con la pesadora de masa de pan, la cámara de fermentación para que la masa obtenga todas sus propiedades para ser una buena barra de pan al pasar por la formadora de barras de pan.

Tradición y tecnología se dan la mano para que ese pan tradicional, con sabor, hecho con mimo y cuidado, vuelva a estar presente en nuestra mesa, tal y como ha sido siempre.