Llegan cambios al mundo del pan

Cortes en la barra de pan formadora barra de pan

Llegan cambios al mundo del pan

El pan es uno de los alimentos más consumidos del mundo. Su importancia es indudable, aunque parece ser que el consumo ha caído durante los últimos años y esto ha causado cierta preocupación entre los productores de este inevitable y necesario alimento. Pero las cosas están cambiando, a mejor, y prueba de ello es el Real Decreto 308/2019, de 26 de abril.

¿Qué tiene este Decreto Ley que hace que se recupere la esperanza en lo que respecta a la producción de pan de calidad? Pues, básicamente, reconoce la calidad de distintos tipos de pan y exige un etiquetado claro y coherente de los tipos de pan que se consideran “especiales”.

La “Ley del pan” mejora el etiquetado del pan

Esta nueva normativa no afecta a los panaderos tradicionales, que ya elaboran el pan de manera natural. Es decir, utilizan harinas integrales cuando elaboran pan integral. Esto choca con los productores industriales, que bajo la etiqueta de “pan integral” ocultaban pan realizado con harinas refinadas y que no tenían las características que se esperan de este tipo de panes.

Ahora, todo el pan integral tendrá que estar elaborado con harinas integrales para ser considerado como tal y no valdrá cualquier tipo de producto. Esto igualará las condiciones para los productores tradicionales y los productores industriales. El beneficiado será el consumidor, que podrá contar con que consume productos de calidad y que estarán correctamente etiquetados, sin sorpresas desagradables.

Además, esta nueva norma alimentaria baja el IVA del pan especial del 10% al tipo super reducido del 4%, lo que favorecerá la venta de estos panes con distintas harinas, harina integral y otros tipos de pan distintos al de la barra de pan tradicional.

El pan elaborado con masa madre requerirá una fermentación de al menos 15 horas, lo que garantizará su calidad y la procedencia de la masa. Además, el pan fresco solo podrá venderse antes de que pasen 24 horas de la cocción.

En Colbake estamos siempre al lado del panadero tradicional, con una maquinaria para panadería eficiente y que ayuda a que todo salga de manera correcta. Desde la divisora de masa de pan, hasta la entabladora automática de barras de pan, pasando por formadora de barras de pan, equipamos las panaderías tradicionales y las grandes empresas de panificación, para que la elaboración de las barras de pan sea siempre precisa, con calidad y al gusto del consumidor, que demanda, cada día más, un pan de mayor calidad.